Más allá de las multas y los problemas con la administración que nos puede acarrear una mala gestión de los residuos peligrosos, debemos tener en cuenta los daños que pueden generar sobre el medio ambiente y, más importante aún, sobre la salud de las personas. De ahí que la legislación sea tan dura con esta mala gestión de los residuos peligrosos.

Pero, ¿Cuáles son estos residuos peligrosos? Los residuos peligrosos son aquellos residuos que contienen sustancias tóxicas y las cuales una vez desechados pueden liberarse. Entre estos residuos se encuentran la pilas y batería, aceites combustibles usados, petróleos y afines, pinturas, restos biológicos, plásticos contaminados, tintas, decapantes, …

Para que un residuo se clasifique como residuo peligroso debe tener alguna de las siguientes características:

  • Explosivo
  • Comburente o inflamable
  • Irritante
  • Tóxico (Toxicidad aguda, toxicidad específica en determinados órganos, toxicidad reproductiva)
  • Carcinógeno
  • Mutágeno
  • Corrosivo
  • Infeccioso
  • Sensibilizante
  • Ecotóxico

Características que definen a los residuos peligrosos

Las características que definen a los residuos peligrosos son aquellas que causan un daño sobre las personas y sobre el medio ambiente, de ahí la importancia de su correcta gestión para evitar daños en muchos casos irreparables.

Normalmente la gravedad de los efectos de los residuos tóxicos depende del tipo de residuo y del tiempo de exposición al mismo, cuanto más peligroso el residuo y mayor tiempo de exposición mayor daño causará. En las personas una exposición a residuos poco tóxicos durante poco tiempo puede provocar jaquecas, vómitos, diarreas, reacciones alérgicas, … pero si la exposición se prolonga o si los residuos son muy tóxicos pueden provocar cáncer, alteraciones en el feto en mujeres embarazadas, tumores e incluso la muerte.

Los daños sobre el medio ambiente son la contaminación de suelos, del subsuelo, de las aguas e incluso del aire haciendo daño a los seres vivos que habitan en ellos e incluso convirtiendo estos entornos en incompatibles con la vida. Además, estos entornos contaminados con residuos peligrosos no podrían ser usados por el ser humano.

Como vemos la mala gestión de los residuos peligrosos tiene unas consecuencias para la salud de las personas y del medio ambiente muy graves, en muchos casos difícilmente reparables. Por eso la legislación en lo referente a los residuos peligrosos es tan estricta, con multas elevadas e incluso con penas de cárcel.

Por eso es importante contar una empresa de gestión de residuos peligrosos que nos garantice que se va a realizar de manera correcta, garantizando la seguridad de las personas y el medio ambiente, y el cumplimiento de la ley.

En Servicios Punto Viso tenemos una amplia experiencia en la recogida de residuos peligrosos, siendo una Empresa Autorizada para la Recogida de Residuos Especiales y/o Peligrosos con número E-1452.13.

Si tienes dudas sobre la gestión de los residuos que genera su empresa ponte en contacto con nosotros en www.serviciospuntoviso.com y te facilitaremos una solución para ellos, que garantice la protección de la salud de las personas y el medio ambiente, y el cumplimiento de la legislación.

Patrocinios