Como ya sabemos los residuos suponen un gran problema en todos los países, sobre todo en los más desarrollados donde el consumo es mayor. Pero es menos conocido que los residuos de construcción y demolición (RCD) son uno de los principales residuos generados, tal es así que los escombros constituyen un tercio de todos los residuos generados en la Unión Europea.

Dentro de estos residuos de construcción y demolición no sólo se encuentran los restos de ladrillo o cemento, también hay metales, madera, papel, y también puede haber residuos peligrosos (amianto, materiales de aislamiento, …). Por lo que según el tipo de material que sea tendrá un tratamiento distinto:

  • Limpieza o tratamiento para su reutilización (suelos, …)
  • Reutilización (Elementos estructurales de acero, tejas, …)
  • Reciclaje para la misma aplicación (Metales, vidrio, cartón, asfalto, …)
  • Reciclaje para otra aplicación (Áridos, madera para la fabricación de paneles de aglomerado, …)
  • Incineración (Madera, plástico, envoltorios de papel, …)
  • Eliminación (Residuos peligrosos)

Para lograr una correcta gestión de los distintos materiales en la demolición consta de los siguientes pasos: separación de los residuos peligrosos, deconstrucción para separar los distintos desechos, la separación de materiales de fijación y por último la demolición mecánica. Todo esto facilitará el posterior tratamiento de los distintos residuos.

Los residuos de construcción y demolición más voluminosos son los restos de yesos, azulejos, hormigón, cemento, ladrillos, … Este tipo de materiales pueden transformarse mediante un limpieza, cribado y trituración en zahorras recicladas totalmente inocuas para el Medio Ambiente debido a su tratamiento y perfectas para compactado de caminos en obra civil, relleno e incluso sellado de vertederos.

Dar una segunda vida a los escombros es fundamental, ya que por su volumen y su crecimiento exponencial las escombreras están dejando de ser una opción a largo plazo, la recuperación de ciertos elementos, el correcto tratamiento de los residuos peligrosos y el reciclaje de materiales es el camino para la sostenibilidad.

En Servicios Punto Viso somos conscientes de la importancia del reciclado de escombros para el Medio Ambiente, por lo que en Salamanca disponemos de un centro de reciclado de escombros, Carvabel. En esta planta obtenemos zahorras reciclada de los escombros de las demoliciones que llevamos a cabo y están a disposición en nuestras plantas de áridos en Salamanca. Consulta nuestra web www.serviciospuntoviso.com y ponte en contacto con nosotros para saber los materiales reciclados que podemos ofrecerte en nuestras plantas de áridos en Salamanca, Carvabel y Graveras Sánchez.

Patrocinios